Historia de la cerveza IPA

Entre todos los estilos de cerveza artesana que podemos encontrar en bares y restaurantes hay uno que resuena sobre el resto y esa es la IPA. La India Pale Ale, o IPA, es una cerveza Pale, como su nombre indica, que utiliza maltas de color claro y Ale, que significa alta fermentación. Pero… ¿por qué India? ¿Cuál es la historia de la cerveza IPA?

Para responder a esta pregunta nos hemos de situar en la Inglaterra del siglo XVIII. Por aquella época los ingleses poseían colonias en las Indias Orientales, y debido a que todavía no existía el Canal de Suez, un viaje solía durar unos 10 meses. Durante el largo recorrido, la mercancía era expuesta a temperaturas extremas. Por aquel entonces las cervezas que exportaban desde Londres eran Dark Ales y Porter. Debido a la duración del viaje y a los cambios climatológicos, estas solían llegar en mal estado a su destino, lo que hacía desesperar a la gran cantidad de soldados y civiles que estaban esperando suministros de cerveza.

A finales del siglo XVIII George Hodgson de la Cervecera Bow de Londres encuentra una solución, aumentar la graduación alcohólica y la cantidad de lúpulo como conservante. Hemos de recordar que en estas fechas no existía ni la refrigeración ni la pasteurización. Este nuevo tipo de cerveza pensado para resistir la duración e inclemencias del trayecto era una nueva versión de la pale ale. Una nueva pale ale con un sabor peculiar para la época, más amargo y mucho más intensa en sabor.

Así pues, este es el nacimiento de la IPA, esta cerveza tan amarga y alcohólica, pensada especialmente para soportar el viaje de Inglaterra a la India. Por este motivo, la IPA es India Pale Ale y no Indian, porque se trata de una cerveza para la India y no hecha en la India.  Debido a su éxito la IPA fue copiada rápidamente, primero en cervecerías inglesas y posteriormente en americanas. Ya a principios del siglo XIX se construyó la primera cervecería de Asia, pero para entonces la IPA era un estilo totalmente apreciado y demandado y incluso en su país de origen.

En la actualidad existen múltiples versiones de la IPA, entre ellas destacan:

  • IPA Inglesa: es la receta original que suele emplear lúpulos de origen británico.
  • IPA Americana: es la IPA más consumida. Emplea variedades de lúpulos cultivados en Estados unidos.
  • Session IPA o IPA de temporada: Se trata de una IPA más fácil de beber y más refrescantes para el verano. El alcohol ronda entre 3% y 5%.
  • Doble IPA o IPA Imperial: con una graduación de alcohol entre 7,5% y 10% y más amargor que no resulta difícil de beber.
  • Triple IPA: cerveza por encima de la imperial o doble en cuanto a malta,  alcohol y lúpulo. No suelen bajar de los 100 IBUs y rondan entre 11% y 15% de alcohol.
  • New England IPA o NEIPA: Es un estilo de IPA Estadounidense (Nueva Inglaterra) que deja de lado la amargura del lúpulo, suelen ser afrutadas y tienen una apariencia turbia.
  • White IPA:  es una mezcla entre una cerveza de trigo estilo witbier y una Amrican IPA, mezclando de este modo el amargor de la primera y el dulzor de la segunda.
  • Black IPA: Si la IPA es pálida debido a sus maltas claras, la IPA negra es una cerveza negra en color pero con el amargor de una IPA.

Estas grandes cervezas se recomiendan beberlas bien frescas. Al tener un sabor y aroma impactante, es ideal para maridar con comidas con salsas tipo curry o mostaza, para acompañar con picantes y especias o incluso se puede combinar con quesos fuertes.

 

By |2018-10-11T09:30:40+00:00septiembre 20th, 2018|IPA|
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenidos relacionados con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.
Más información
Entendido